Para robar los datos de una tarjeta SIM de un teléfono celular, en ocasiones los hackers usan técnicas como el “phishing” (se hacen pasar por empresa o persona del entorno del estafado)

 

Agencia

Municipiossur.com

Para robar los datos de una tarjeta SIM de un teléfono celular, en ocasiones los hackers usan técnicas como el “phishing” (se hacen pasar por empresa o persona del entorno del estafado), de manera que puedan tener acceso a su fecha de nacimiento o número telefónico. Con esa información, crean una identidad falsa.

El primer paso es llamar al operador y decirle que su tarjeta SIM se perdió o se dañó. Después, piden que active una nueva tarjeta SIM para ese número.

Y luego acceden a la cuenta bancaria y a otro tipo de información que les pueda resultar de utilidad.

“Hace algunas semanas, una desconocida fue a una tienda donde venden teléfonos móviles, afirmó ser yo y dijo que quería actualizar sus celulares. Salió del comercio con dos nuevos iPhones, a los que les asignaron mi número de teléfono”, explicó Lorrie Cranor, exdirectora de tecnología del FTC, en el sitio web del organismo.

“Mis teléfonos Android automáticamente dejaron de recibir llamadas. Me llegó una gran factura y comencé a sentir ansiedad y el temor ante un posible robo de identidad”, afirma Lorrie Cranor, exdirectora de tecnología del FTC. La persona de servicio al cliente de su operadora que le atendió le explicó que sus tarjetas habían sido desactivadas y activadas luego en dos iPhones y que probablemente fue un error.

Después, un empleado de la tienda le contó que una mujer se había hecho pasar por ella. Solo le pidieron una foto de carné y los últimos cuatro dígitos de su número de seguridad social.

Al final, Lorrie reemplazó sus SIM de nuevo y sus teléfonos volvieron a funcionar. También cambió la contraseña de sus cuentas, añadió otro código PIN y reportó lo ocurrido.