Meade reconoció su derrota, indicó que las “tendencias no favorecen”

Comunicado

Municipiossur.com
Después de diez horas de votación, México eligió al izquierdista Andrés Manuel López Obrador del Movimiento Regeneración Nacional, Morena, como su nuevo presidente.

Con una holgada diferencia frente a sus oponentes, de acuerdo con encuestas a pie de urna, el electo presidente obtuvo 20 puntos de distancia, con entre el 27 % y el 23 % de los votos.

 

 

En segundo lugar quedó Ricardo Anaya, del conservador Partido Acción Nacional (PAN) y en tercera posición, José Antonio Meade, del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), con entre el 22 % y el 26 % de los sufragios.

 

 

En una rueda de prensa, Meade reconoció su derrota, indicó que las “tendencias no favorecen” al PRI y deseó a López Obrador el “mejor de los éxitos”.

El reconocimiento tan rápido de la derrota en función de las tendencias de las encuestas a pie de urna constituye un hecho sin precedentes en las elecciones mexicanas.

Igualmente confirma las encuestas de opinión que siempre daban la victoria a López Obrador con una diferencia de 20 puntos sobre Ricardo Anaya.

Los primeros datos que arroja el Instituto Nacional Electoral (INE) con base en las primeras actas, dan a López Obrador el 43,1 % de los votos, a Anaya el 28,8 % y a Meade el 18,7 %, mientras que el Bronco obtendría cerca del 6 %.

Además, una encuesta divulgada por TV Azteca otorga a López Obrador el 51 % de los sufragios, seguido por un 23 % a Anaya y un 18 % a Meade.
Con base en estos datos, se acreditaría la sensible caída del oficialista PRI en estos comicios, afectado por un mandato de Enrique Peña Nieto (2012-2018) marcado por los escándalos de corrupción y una ola de violencia.

El conservador Anaya tampoco habría logrado convencer al electorado y capitalizar el voto útil que se disputaban con el PRI, conformado por todos los ciudadanos contrarios a López Obrador.

Al cierre de las mesas electorales, el titular del INE, Lorenzo Córdova, destacó que en estos comicios hubo una “votación masiva” y que fue una “fiesta cívica”.

Además, dijo que esta fue una “jornada ejemplar” con incidentes “aislados” y debidamente atendidos por personal del INE.

Según datos del INE, la participación ciudadano fue de cerca del 61 %.
Para estas elecciones estaban habilitados 89 millones de mexicanos que deberían elegir 3400 cargos públicos, entre ellos el presidente, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, diputados y senadores.

La victoria con una holgada diferencia frente a sus oponentes se conoció al cierre de la presente edición, de acuerdo con una encuesta a pie de urna.

Los primeros datos oficiales que se conocieron son los del conteo rápido, mecanismo del INE que refleja las tendencias de votación a partir de una muestra de unas 7700 casillas (mesas electorales).

La muestra, de acuerdo con el órgano electoral, es “suficientemente grande para obtener una estimación con un margen de error muy pequeño respecto de la votación real”.

Los resultados del PREP irán acumulándose a lo largo de la noche y dicho conteo finalizará a las 20:00 hora local del 2 de julio.