Asolmex adelantó que su disputa jurídica con Estados Unidos por el arancel a paneles solares ya casi está resuelta en tribunales

Agencias

Municipiossur.com

La industria solar en México ha salido ilesa de la guerra arancelaria de Donald Trump. La Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex) reveló que no ha habido impacto ante las medidas  proteccionistas de Estados Unidos.

“No hay ningún efecto. No lo vemos ni en el corto y mediano plazo en cuanto a los aranceles”, reveló Héctor Olea, presidente de la asociación, en conferencia de prensa.

El 31 de mayo, el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, informó que a partir del 1 de junio entraría en vigor un arancel de 25% al acero y 10% al aluminio de Canadá, México y la Unión Europea, que proveen casi la mitad del metal importado.

Olea recordó que existe un arancel estadounidense sobre paneles solares, pero que “no ha afectado para nada a la industria”. Esto se debe a que las importaciones de paneles se hacen a través de los Programas de Promoción Sectorial (Prosec) de la Secretaría de Economía, que permite importar mercancías con arancel preferencial según su valor, independientemente de que las mercancías a producir sean destinadas a la exportación o al mercado nacional.

El pasado 22 de enero de 2018 , Estados Unidos impuso un arancel de 30% a los paneles que vinieran del extranjero. La dependencia que dirige Ildefonso Guajardo criticó la decisión y dijo que apelaría la medida.

“Realmente no ha habido un efecto real sobre el desarrollo de los proyectos”, declaró Olea.

Además, este arancel, que Asolmex considera “ampliamente ilegal”, se encuentra bajo un procedimiento legal entre la industria mexicana y el gobierno estadounidense.

El directivo agregó que la disputa jurídica ya casi está resuelta en tribunales. “Espero que en los próximos días, si todo sale bien, tengamos noticias y podamos cerrar ese capítulo de los aranceles a paneles solares, que siempre nos pareció una aberración”, agregó Olea.