Los primeros en fiscalizar serán aquellos que no estén aceptando pagos con tarjeta de débito o de crédito

f

Agencias

Municipiossur.com

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) quiere meter en cintura a dentistas, doctores, nutriólogos y psicólogos incumplidos en el pago de sus impuestos. Los primeros en fiscalizar serán aquellos que no estén aceptando pagos con tarjeta de débito o de crédito, a través del uso de tarjetas bancarias.

“Los médicos deberían contar con la terminal para que el comprobante pueda ser deducible para las personas físicas en ese momento, es la parte que estamos fomentando, es la parte que queremos lograr y queremos fiscalizar más adelante”, dijo Adrián Guarneros, administrador central de Recaudación SAT, en la presentación de la declaración del ejercicio 2017 para personas físicas.

La información para detectar a los incumplidos será la que presenten este mes las personas físicas en su declaración correspondiente al ejercicio 2017.

Para deducir los pagos por estos servicios en la declaración anual, el paciente-contribuyente debe presentar la factura electrónica que le emitió el profesionista, pero esta no es válida si se pagó en efectivo. Solo se acepta si fue pagada con tarjeta de crédito o débito, cheque o transferencia bancaria.

Al verificar facturas electrónicas para aceptar o rechazar las deducciones, el SAT detecta a los doctores que están aceptando pago con medios electrónicos y a los que no, explicó Enrique Velderrain, socio de la firma fiscal Velderrain y Asociados.

Aunque un paciente pague en efectivo, el doctor debe emitir factura, ahí detecta quién no está recibiendo pagos con tarjetas y cruza información para saber si los doctores están declarando la totalidad de sus ingresos, explicó Velderrain.

Información del SAT detalla que hay 284,000 profesionales de la salud en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), pero sólo el 50% está al tanto de sus obligaciones fiscales.

Velderrain refirió que tras estas acciones el SAT busca que los profesionistas paguen debidamente sus impuestos, porque es común que no declaren de manera completa sus ingresos.

“La información que se obtiene por las declaraciones y en la base de datos sirve para el prellenado de declaraciones, pero también actos de fiscalización, aumentar la recaudación”, expresó por su parte Leopoldo Carrillo, administrador general de Auditoria Fiscal del SAT.

La obligación del pago con medios electrónicos irá incentivando a que los contribuyentes pidan factura y pidan el pago con medios electrónicos, pero en tanto, si un dentista no aceptó pagos con estos medios la factura emitida no servirá al contribuyente para hacer deducible el pago de servicios médicos, dentales, de psicología o de nutriología explicó Yahir Kershenovich, integrante de la Comisión Fiscal del Colegio Nacional de Contadores.

Pacientes afectados

Apenas en enero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que estos profesionistas deben recibir estos medios de pago, pero no lo hizo obligatorio.

Al no ser obligatorio legalmente, el contribuyente no puede denunciar a estos profesionistas, sólo si no emiten factura electrónica, explicó Velderrain.

Los doctores argumentan que el uso de terminales bancarias generan costos extras por comisiones, detalló Kershenovich.

Pero tampoco suelen aceptar los otros medios de pago: cheque o transferencia electrónica, porque los recursos no se reflejan de manera inmediata, o se puede verificar en ese momento si el cheque tiene fondos, explicó Guarneros.

Ante la negativa del pago en medio electrónico, “el paciente que paga en efectivo paga más caro ese servicio porque no es deducible, se debe concientizar a los médicos de esto, y a la par la autoridad puede mediar que los bancos reduzcan el cobro de comisiones por terminales a este sector”, determinó Velderrain.