Esta medida afectará a las empresas que obligan al comprador a hacer sus propias facturas

Agencias

Municipiossur.com

Una práctica común para varios comercios del país es delegarle la obligación de facturar a los clientes. Así como no harías que tus comensales cocinen su comida en tu restaurante, no deberías dejar que tus clientes hagan sus propias facturas. Por esto, hay un rumor circulando por ahí de que el SAT quiere eliminar los portales de facturación que algunas empresas utilizan para que los contribuyentes hagan sus facturas. Esto es lo que te conviene saber al respecto.

¿En qué consiste?

Antes que cualquier otra cosa, el contribuyente no tiene la obligación de hacer sus facturas. Idealmente, para solicitar una factura solo sería necesario proporcionar el RFC; pero en la práctica se suele pedir más información como nombre, teléfono, razón social, dirección, etc. Si por alguna razón el contribuyente decide no dar esta información o no la tiene a la mano, debe ir a los portales de facturación de estas empresas. En esos portales, el contribuyente puede obtener la factura (con los mismos datos que no otorgó desde el principio).  

Aquí es donde entra la posibilidad de que el SAT elimine estos portales de facturación, lo que implicaría reducir los tiempos y agilizar todo el proceso; además, serían los negocios y las empresas los que cargarían con la responsabilidad. Aunque tendría que haber sido así desde el principio.

¿Por qué lo hacen?

Este tipo de prácticas son comunes en varios niveles, no solo en los pequeños negocios. Así que afectan a varios contribuyentes que terminan haciendo sus propias facturas bajo el engaño de que si no las realizan en un tiempo determinado, se pierde la oportunidad. Para que no te vayas con la finta, el Código Fiscal de la Federación establece que las facturas se pueden hacer durante todo el año fiscal en el que se hizo la venta.

La idea detrás de todos los cambios en la facturación electrónica y otros proyectos del SAT es bajar costos y tiempo para los contribuyentes. El hecho de que las empresas decidan utilizar los portales de facturación demuestra que esto no es del todo cierto. La razón principal de que lo hagan es que no tienen que invertir en capacitación ni en software ni en tiempo, por lo que representa una salida fácil y rápida para el problema de la facturación.

Esto es una prueba de que no todos los cambios anunciados por el SAT son lo que prometen ser, aunque también es sabido que siempre habrá alguien que se quiere pasar de listo y busca cortar todas las esquinas posibles.