No se dio porque su agenda en ese tiempo estaba muy saturada, él ya tenía su agenda planeada con dos años de anticipación, entonces no había como un espacio para meterlo a un estudio a que grabara en francés

 

Agencia

Municipiossur.com

En México no cualquiera puede presumir que alternó en el escenario con Frank Sinatra o ser el primer latinoamericano en recibir un premio como mejor cantante en Mónaco, ganar un disco de oro en Estados Unidos y abarrotar el Madison Square Garden de Nueva York, etcétera.

Sólo Luis Miguel puede hacerlo, pero aun así no ha podido darse la oportunidad de grabar en otro idioma, por una razón. “Seguramente si él hubiera grabado en otros idiomas, en portugués, francés o inglés, yo creo que Luis Miguel sería hoy un Julio Iglesias, y eso quería la disquera Warner, que estaba bajo la dirección de Julio Saenz, que después también fue su manager.

No se dio porque su agenda en ese tiempo estaba muy saturada, él ya tenía su agenda planeada con dos años de anticipación, entonces no había como un espacio para meterlo a un estudio a que grabara en francés, por ejemplo, si ya tiene una gira pagada o tiene que grabar otro disco en español”, explicó Rosario Valeriano, quien fuera su publirrelacionista en EMI Music y Warner en a finales de los 80 y en los 90.