El mexicano Sergio Pérez, de Force India, ganó una plaza y se clasificó décimo en Silverstone tras una sanción impuesta al francés Pierre Gasly, Toro Rosso, por causar una colisión con “Checo”

 

Agencia

Municipiossur.com

Sebastian Vettel aprovechó un mal arranque y una desastrosa primera vuelta de Lewis Hamilton para ganar ayer el Gran Premio de Gran Bretaña y extender su ventaja en el campeonato de la Fórmula Uno.

Hamilton arrancó en la “pole”, pero Vettel lo rebasó y su compañero de Ferrari, el finlandés Kimi Raikkonen, agravó las penas de Hamilton cuando rozó su bólido y lo sacó de la pista, con lo que el británico se ubicó temporalmente en último sitio.

A pesar de ello, Hamilton logró abrirse paso de nuevo y terminó en segundo lugar después de que se desarrolló un duelo entre Ferrari y Mercedes, en el que Valtteri Bottas se mantuvo al frente hasta que Vettel logró rebasarlo cuando faltaban cinco vueltas, logrando así su cuarto triunfo de la temporada.

Vettel, quien le llevaba un punto a Hamilton antes de esta carrera la décima de 21 en la temporada, ahora está al frente por ocho.

“Fue un súper arranque, una súper carrera y, sí, un final contundente”, dijo el germano de 31 años.

Una sanción “merecida”

El mexicano Sergio Pérez, de Force India, ganó una plaza y se clasificó décimo en Silverstone tras una sanción impuesta al francés Pierre Gasly, Toro Rosso, por causar una colisión con “Checo”.