De alguna manera, G1 y G2 lograron sobrevivir a la atracción gravitacional del agujero negro, que puede destruir las nubes de gas

El final de las operaciones principales se espera sean en julio de 2021, el análisis de datos y las actividades de cierre de misión continuarán en 2022

Su posible existencia fue detectada por primera vez a principios de los años 90, en un experimento realizado en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, en Nuevo México

El robot explorador Curiosity, de la NASA, analiza las muestras de polvo de roca del suelo marciano a bordo de uno de sus laboratorios, luego de haber perforado Marte por primera vez en más de un año