Tras un viaje de tres años y medio, la sonda japonesa Hayabusa 2 ha alcanzado este miércoles el asteroide Ryugu, una roca con una extraña forma de peonza situada a 280 millones de kilómetros de nuestro planeta

 

Agencia

Municipiosur.com

Tras un viaje de tres años y medio, la sonda japonesa Hayabusa 2 ha alcanzado este miércoles el asteroide Ryugu, una roca con una extraña forma de peonza situada a 280 millones de kilómetros de nuestro planeta. El objetivo de la misión es recoger muestras de la roca para traerlas a la Tierra y contribuir al estudio de los orígenes de la vida, según ha explicado este miércoles en un comunicado la Agencia de Exploración Espacial nipona (JAXA).

Todo ha salido según lo planeado ha anunciado un portavoz de la agencia espacial-, la sonda ha llegado al asteroide. La sala de control ha estallado en aplausos tras la confirmación, con algunos investigadores de pie y sonriendo espléndidamente mientras se daban la mano. Estamos más que aliviados, pero ahora hay tensión en cuanto a si la misión principal irá bien», ha dicho un funcionario.