La intervención consistirá en adherir al corazón de un paciente una lámina de músculo creado a partir de este tipo de células madre

 

Agencia

Municipiossur.com

El Gobierno de Japón aprobó este miércoles el uso de células madre de pluripotencia inducida (iPS) en una operación de corazón, que será realizada por un equipo de la Universidad de Osaka y supondrá la primera de este tipo en el mundo. La intervención consistirá en adherir al corazón de un paciente una lámina de músculo creado a partir de este tipo de células madre.

Este será el primer ensayo clínico del mundo sobre el uso de iPS en un corazón, después de que en 2014 un equipo dirigido por el centro de investigación estatal Riken realizara con éxito la primera intervención en humanos con estas células, un trasplante de retina en una paciente de avanzada edad con degeneración macular.

A diferencia de esa primera ocasión en la que se usaron células iPS de la propia paciente, en esta oportunidad, la operación se realizará con células de un donante y el volumen requerido de células será mayor, lo que aumenta el riesgo de rechazo y otras complicaciones.

Estas células tienen la capacidad de generar la mayoría de los tejidos mediante reprogramación genética, es por esto que el equipo liderado por el profesor Yoshiki Sawa, tiene la esperanza de que resulte de manera positiva para combatir la grave insuficiencia cardíaca que sufre el paciente.

Tras la intervención, que esperan concretar en los últimos meses de 2018, el equipo establecerá un período de un año para hacer un seguimiento de la seguridad del tratamiento y la posible aparición de efectos adversos.