Científicos exploraron de manera submarina los tres costados de la Isla de Pascua gracias al uso de un vehículo robótico ROV

 

Agencia

Municipiossur.com

Científicos exploraron de manera submarina los tres costados de la Isla de Pascua gracias al uso de un vehículo robótico ROV que se maneja a distancia y permite monitorear en tiempo real sus observaciones.

La expedición, que comenzó en 2016, fue llevada a cabo por el Núcleo Milenio de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas (ESMOI) en colaboración con Oceana y descubrieron que a grandes profundidades la flora y fauna es muy distinta a la de aguas superficiales.

Según detalló Javier Sellanés, biólogo del ESMOI y de la Universidad Católica del Norte, a ese nivel las variables ambientales cambian, la luz prácticamente se extingue y la temperatura disminuye. Por eso la fauna se ha debido adaptar a esas condiciones".

El robot, que trabajó entre 100 y 360 metros de profundidad determinó la presencia de un coral llamado látigo, debido a su forma delgada y alargada. "Hemos encontrado campos extensos de corales látigo, más abundante de lo que pensábamos, y también de otra especie más pequeña, el champiñon", explicó Sellanes.

Por otro lado, el vehículo robotizado registro en video la existencia de un tiburón Hexanchus Griseus, nunca antes visto en aguas nacionales. Se encontraba a 330 metros de profundidad y era una hembra embarazada. "Estas son especies altamente migratorias. Su amenaza principal es la pesca con espinel", sostuvo Matthias Gorny, director de ciencias de Oceana y encargado de controlar el ROV.