Maquiavelo  

2017-07-20 

Hay una mujer periodista que posee numerosas fotos de la polémica reunión y posterior fiesta que sostuvo en Cosoleacaque el presidente electo del puerto de Veracruz, exsenador Fernando Yunes Márquez con el poderoso narcotraficante Hernán Martínez Zavaleta, mejor conocido como el “H”. 
Lo interesante de esas gráficas es que muestran la gran relación existente no es de esas fotos eventuales que por simple casualidad coinciden los dos personajes. Si bien es cierto que el entonces senador solo asistió en representación del invitado que era su padre, el gobernador panista, Miguel Ángel Yunes Linares, dicho evento les permitió tener un sólido contacto de grandes amigos al grado que se especula que aportó cantidades de dinero para su campaña para la alcaldía del puerto. 
Por otro lado, se debe investigar quiénes están detrás de esta difusión para empañar el triunfo que ya fue ensuciado con el rebase de los gastos legales para la campaña electoral.  

El fiscal le abre las puertas a Duarte 

Licenciados en Derecho que sí estudiaron, saben que existen errores garrafales en el expediente abierto en contra del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, que le otorgan una puerta para que salga fácilmente de la cárcel. 
Los argumentos que exhiben son cifras contradictorias sobre desvíos de los recursos públicos. Hay poca transparencia y claridad sobre la ruta y el destino del dinero, aunado a la falta de peritajes para darle un buen peso jurídico a las acusaciones. Errores primarios del fiscal Jorge Winckler.  
El mismo problema de una falta de conocimientos legales con los desafueros de los diputados Tarek Abdala y Alberto Silva. Lo más seguro es que nunca sean detenidos y el señor fiscal de Veracruz inamovible, cuando él tiene la responsabilidad que no se cumpla con la ley.  

El cambio noticioso que se avecina 

Se ha hablado sobre el nuevo periodismo que debe existir en México y en el mundo, con la aparición de los medios virtuales y el internet se adelantan en su divulgación a los medios impresos y audiovisuales, la única salida es que haya un periodismo de análisis y de mayor investigación. 
El internet y las redes sociales cambiaron al mundo. Donde la realidad se ha vuelto virtual y la noticia se hace omnipresente. 
Ejercer el periodismo además de ser un quehacer apasionante, requiere una gran responsabilidad social, tanto del reportero como de la empresa que labora, sobre todo el ejercerlo en el estado de Veracruz, donde se ha convertido en la profesión más peligrosa del planeta. Esta actividad requiere valor, ética, disciplina y un carácter personal definido. 
El oficio debe realizarse con metodología académica y los hechos que se publican bien documentados y sobre todo comprobados.  
Ante la grave disyuntiva que existe sobre el periodismo tradicional y las nuevas tecnologías la única opción es el explicar y desmenuzar el por qué de las cosas, conocer el fondo de los hechos.  
La investigación periodística se encuentra en pañales, para realizarla se requiere el empleo de la ciencia que te da la certidumbre y las nuevas técnicas como herramienta para indagar eventos y con ello la veracidad de lo que se publica.