Por: Maquiavelo  

¿De dónde sale el dinero para gastos de campaña? 

Una de las tareas más difíciles de los políticos veracruzanos es ocultar el dinero y por más que intenten desmentir al Instituto Nacional Electoral, (INE) si se gastaron más en las campañas municipales que lo autorizado por la ley. Los candidatos nunca gastan su propio dinero. El poderoso funcionario que los seleccionó es casi siempre el pagano o algunos empresarios que harán negocios.  
Cuidar solo las casillas de la alianza PAN-PRD representan un gasto brutal y convencer que no se presentaran a representantes de otros partidos políticos de oposición fue otra suma cuantiosa. Por arte de magia para los opositores surgieron compromisos ineludibles y graves enfermedades a fin de que no se presentaran y cuidaran el voto de la ciudadanía veracruzana. Para inventar pretextos existe bien arraigado el ADN y los genes de la imaginación. 
Ya lo había comentado la reportera capitalina Paulina Ríos, la importancia que revestía la transparencia de recursos en este pasado proceso comicial municipal donde garantizan las autoridades electorales del país que habría confianza y certeza y que actuarían apegadas a la ley. 
Con qué calidad moral el dirigente estatal del PAN, José de Jesús Mancha Alarcón, afirma sin ningún recato que el INE se equivocó, cuando precisamente su pariente el candidato de Tuxpan, Juan Antonio Aguilar Mancha, es el que está acusado del mayor rebase de gastos de campaña. 
No resulta raro que a los únicos candidatos que están siendo denunciados pertenezcan al partido que gobierna en la entidad, donde el delito sería más serio porque se tratan de recursos públicos, aunque se especula que el dinero usado proviene del “vómito negro” de los duartistas, quienes se la pasan tan tranquilos porque compraron su protección judicial. De acuerdo a la versión del reportero Esaú Valencia, el diputado Roque Spinoso, desembolsó mil millones de pesos. 
Hoy se sabrá si también alcanzó dinero para que los consejeros electorales en el estado de Veracruz pudieran ser “maiceados”. 
No les queda a los dirigentes partidistas impugnadores que acudir al Tribunal Electoral de la Federación.

El final de la alianza 

Cada día es más evidente, la división de los legisladores perredistas con el gobierno panista de Yunes Linares. Son intereses políticos diferentes y no se descarta que algunos legisladores renuncien para unirse con la fracción que comanda Amado Cruz Malpica, de Morena. Se repite el éxodo de la mayoría de los senadores en el Congreso de la Unión. 
Uno de los personajes centrales es el exsenador Arturo Hervis, quien ya anunció su rechazo a la dirigencia estatal del Sol Azteca. La absurda mezcla del aceite con el agua es el fenómeno químico que tarde que temprano se tenía que quedar.

Cuestión de principios e ideales 
No se puede permanecer equivocado por un largo tiempo. Hasta sienten vergüenza por esta interesada alianza de repartirse el botín gubernamental. 
La manera de ahogar la desesperación y hacer que renazca la esperanza es rectificando los errores del pasado. Afirmaba Francis Bacon, estadista inglés.