Arturo Reyes Isidoro

 

Me estaba resistiendo a proclamar un ganador, pero casi a la media noche el mismo Organismo Público Local Electoral (OPLE) declaró una ventaja de aproximadamente cuatro puntos de Miguel Ángel Yunes Linares del PAN-PRD sobre Héctor Yunes Landa del PRI. Cuitláhuac García Jiménez habría quedado en tercer lugar.

Esto, de acuerdo al conteo rápido que realizó el Organismo de manera aleatoria en distintas casillas del estado. Aunque son resultados preliminares, José Alejandro Bonilla Bonilla, presidente del OPLE, dio las siguientes cifras: Miguel Ángel, entre 33.32% y 34.79%; Héctor, entre 29.01 y 30.40% y Cuitláhuac, entre 26.48% y 28.20.

Por cada punto se da un promedio de 25 mil votos, por lo que Yunes Linares llevaría una ventaja de al menos 100 mil sufragios.

Anoche mismo Televisa destacó la ventaja con base en una consulta de Mitofsky y luego los grandes diarios nacionales replicaron la información del OPLE, dando, de hecho, por ganador al candidato de la Alianza Unidos para Rescatar Veracruz.

Pero la mala noticia para el PRI no sería la única. Según información de una fuente confiable, el tricolor sólo habría ganado siete de las 30 diputaciones locales en disputa. El resto se las habrían repartido entre el PAN-PRD y Morena.

Reacciona Héctor

Después de la media noche reaccionó Héctor Yunes Landa y pegó en su muro de Facebook el siguiente texto:

“A lo largo de mi carrera profesional he sido respetuoso de la legalidad y de las instituciones. Así lo reiteré a lo largo de todo el proceso electoral. Esta ocasión no será, por supuesto, excepción. Por ello, acataré en estricto sentido el llamado del OPLE para tomar los datos del conteo rápido dado a conocer hace unos minutos, como estrictamente preliminares y esperaré al cómputo distrital que definirá con absoluta certeza al ganador de este proceso electoral.

Las actas en nuestro poder nos ponen en una posición muy competitiva en la elección, por lo que esperaremos los resultados finales que dará a conocer la propia autoridad. Reiteramos que la amplitud del territorio, la complejidad geográfica del estado y la importancia de regiones rurales con escasa o nula comunicación impiden otorgar certeza a otro método que no sea el cómputo general”.

Pero sea cual sea el resultado final, ya se pueden proclamar dos perdedores absolutos: Enrique Peña Nieto y Javier Duarte de Ochoa, porque llegan a la antesala de la elección presidencial con la mayoría de los veracruzanos en contra del PRI.

Quiérase que no, la elección de ayer fue también una especie de consulta al ciudadano para conocer si aprueba o desaprueba el desempeño de los gobiernos federal y estatal. La respuesta fue rotunda: los reprueban.

El PRI perdió en la casilla de Duarte en Córdoba: PAN 112 votos contra PRI 74. Para diputados, también: 125-90. Las dos casillas más cercanas a la Casa Veracruz en Xalapa, donde vive el gobernador, las ganó Morena: Quinta de las Rosas, Morena 97, PAN 84, PRI 48; Escuela Primaria “Rafael Ramírez”, Morena 143, PAN 99, PRI 61.

Lo que tenía casi confirmado de acuerdo a mis fuentes en el sur del estado es que Morena barrió en aquella zona en la elección para gobernador y diputados locales, lo mismo en Cosoleacaque que en Minatitlán y Coatzacoalcos y tenía tendencia en ganar en Acayucan, al igual que en Xalapa y Poza Rica, mientras que el PAN lo hizo en Veracruz y Boca del Río.

Hoy se reinicia la carrera por la sucesión

No hay respiro. Con el clarear del día, este lunes 6 de junio de 2016 se reinicia la carrera por la sucesión en  la gubernatura.

El senador José Francisco “Pepe” Yunes Zorrilla mantuvo el trote todo el tiempo una vez que se abrió, a finales de 2015, para dejar paso a Héctor Yunes Landa.

A partir de ya empezará a reacelerar el paso para no dejar que crezca la yerba y se vuelva monte en el camino que ya tiene andado.

Pero su aspiración no viene del año pasado. En realidad su corazoncito sucesorio late desde 2006 cuando aspiró por primera vez al Senado, que lo veía como un paso necesario para llegar a la “grande”.

La versión histórica es que el entonces gobernador Fidel Herrera Beltrán no le dio el apoyo que le había prometido y lo hizo perder. Le quitó, así, una piedra en el camino a su pupilo Javier Duarte de Ochoa, en quien ya tenía decidido que lo relevara.

Pepe era candidato fuerte para el relevo en 2016, pero luego de oponerse abiertamente al continuismo y a la continuidad de la corriente fidelista-duartista pactó un acuerdo con su otro fuerte competidor interno, Héctor Yunes Landa: iría primero éste y luego él, en un proyecto de ocho años.

Él cumplió su parte. Apoyó a Héctor en forma abierta comprometiendo a los presidentes municipales del PRI y aliados a que votaron a favor de su candidatura. Se espera que ahora haya reciprocidad.

El senador, quién lo duda, tiene una gran fortaleza política y una muy buena imagen construida a lo largo de varios años con base en el trabajo a ras de tierra, en el cumplimiento de su palabra, en su honestidad como funcionario público y como legislador y en su congruencia entre lo que dice y lo que hace.

Con un plus a su favor: es un político que por sí mismo y a través de muy fieles simpatizantes políticos mantiene un muy buen nivel de relación con la mayoría, o con casi todos los actores de los medios informativos, de comunicación del estado.

Por el lado del PRI, se diría que ese maltrecho partido ya casi tiene resuelta su opción para buscar la gubernatura en 2018.

Le sale competencia a Pepe

Pero las circunstancias cambiaron. Pepe ya no va solo. Le surgió competencia interna.

Alentado por fuerzas políticas desde la Ciudad de México, Jorge Carvallo Delfín, actual diputado federal por el distrito de los Tuxtlas, buscará también la nominación.

En el proceso que está por terminar, Jorge se alineó con la causa de Pepe. Estaba con él, no con Héctor menos con Alberto Silva. Lo apoyaba. Trabajaban en equipo. Hasta que la candidatura se definió por Yunes Landa. El tuxtleco decidió que había cumplido su compromiso pero que también tiene derecho a aspirar.

Hasta donde tengo entendido, sin embargo, irá en una competencia civilizada, de altura, lejos de lo que acabamos de ver y vivir.

Pienso que su incursión será reflejo en el estado de la disputa interna en el altiplano por la candidatura del PRI a la Presidencia de la República en 2018; esto es, las corrientes políticas también jugarán en Veracruz.

Que se sepa, Carvallo ya se ha estado moviendo aunque muy discretamente con diferentes grupos políticos de todo el estado.

Incluso su nombramiento de última hora por parte del Comité Ejecutivo Nacional del PRI como delegado especial en la campaña de Héctor Yunes Landa no fue casual, y finalmente lo responsabilizaron directamente de los resultados electorales en los distritos de Pánuco, Papantla, Huatusco y San Andrés Tuxtla, aunque apoyó en los distritos de Ciudad  Mendoza, Acayucan y Misantla.

Pero que creo que podría surgir una tercera aspirante: la actual senadora Erika Ayala Ríos, quien de paso cubriría la cuota de género. Ella era suplente de Héctor y ocupó su lugar cuando éste pasó a la candidatura del PRI al Gobierno del Estado. Pero no ha perdido su base en el estado, pues es además la secretaria general de la CNOP, el sector popular del partido tricolor.

Y arranca la del Senado

Pero para 2018 hay dos huesotes más con bastante carne y muy jugosa: los escaños en el Senado.

Un aspirante que ya se apuntó y está trabajando con bastante empeño para lograr una de las dos candidaturas es el actual secretario general de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, CNC, Juan Carlos Molina Palacios, lo que no lo limita para que también, si las condiciones se le dan, aspire a la gubernatura.

Oriundo de la cuenca del Papaloapan, tiene ya un gran capital humano y político a su favor pues en el corto tiempo que lleva al frente de la Liga ha sabido poner orden, reagrupar a las huestes, las atiende bien, y les ha dado ya resultados palpables, además de que mantiene buenas relaciones en el altiplano y hasta en el extranjero.

Igual que Pepe Yunes, cultiva, además, bien a la prensa, pues mantiene acercamiento con un importante sector de periodistas de todo el estado, lo que otros aspirantes muy poco hacen.

Lo cierto, lo único cierto es que arrancó ya la carrera por el relevo en la gubernatura y en el Senado y que mientras unos se entretenían en la campaña por la gubernatura que acaba de terminar, otros lo hacían pero sin distraerse de lo suyo propio, o sea, con un ojo al gato y otro al garabato.

Lo que dijeron los exgobernadores

Finalmente vinieron a votar al estado los exgobernadores Fidel Herrera Beltrán, Miguel Alemán Velasco y Dante Delgado Rannauro. El otro de los que vive, Patricio Chirinos Calero, desde que dejó el poder nunca volvió a hacer vida pública en Veracruz.

El Tío Fide se declaró partidario de la alternancia, pero fue muy preciso: se refirió a las alternancias internas “y creo que hoy vamos a vivir una”.

Por su parte, don Miguel dijo que se requiere un gobernador que ponga al día a Veracruz, no obstante que el siguiente será un mandato de sólo dos años.

 “Hay tiempo suficiente con una persona que sea un buen líder, que sea muy trabajador, honesto y bien organizado, y que la gente le tenga confianza”.

De paso, calificó al gobierno de Javier Duarte de “francamente muy gris, no lo entiendo”, y cuando los reporteros le preguntaron si por la cuestión de las deudas, respondió: “No lo sé; por donde usted le busque no veo que el estado vaya a salir adelante”.

Dante Delgado, por su parte, se fue contra Fidel Herrera Beltrán. Dijo que es inconmensurable el daño que ha causado el también exgobernador a Veracruz, pues dejó inmerso al estado en pobreza, violencia y de haberse equivocado en la elección de quién dejó al frente del gobierno del estado. "Se equivocó Fidel Herrera al elegir a Javier Duarte de Ochoa, eligió al más incondicional y no al más competente".

El gobernador Javier Duarte se concretó a decir que el resultado de la elección “se va a respetar”.

Xalapa, al Desfile de las Rosas, en Pasadena

En otro tema favorable al nombre de Xalapa, las autoridades de la Secundaria Técnica 3 de la capital están invitando a conferencia de prensa que ofrecerá este lunes el presidente de The Pasadena Tournament of Roses (El Desfile de las Rosas 2017), para dar a conocer de manera formal la participación de Xalapa en dicho evento. Será a las diez de la mañana en sus instalaciones de la avenida Ávila Camacho de la zona centro.