arturo reyesArturo Reyes Isidoro

Como si algo le faltara al escenario electoral, según una indiscreción llegada a “Prosa aprisa”, el ex gobernador Fidel Herrera Beltrán tendría pensado regresar a Veracruz para involucrarse de lleno en las campañas de los candidatos de su partido a diputados locales.

La versión es que el polémico político de Nopaltepec se está preparando ya e incluso estaría checando su salud para estar en la mejor forma e incluso se habría sometido o estaría por someterse a una operación de rodilla porque si decide venir piensa caminar una vez más todo el estado.

Para ello, el “Tío Fide”, como también lo conocen sus amigos, dejaría el consulado en Barcelona y se pondría a las órdenes de Manlio Fabio Beltrones como un soldado más del PRI, con la petición de que lo enviaran de inmediato, con o sin nombramiento alguno, para meterle el hombro a su partido ante el complicado panorama que tiene el tricolor de cara al 5 de junio.

Sin embargo, de acuerdo a la información llegada a esta columna, Fidel vendría no para trabajar en la campaña del candidato a gobernador Héctor Yunes Landa, sino en las de los candidatos a diputados, con el propósito de asegurar para el PRI mayoría en el Congreso del estado ante la eventualidad de cualquier resultado para su partido en la competencia para la gubernatura.

Odiado por muchos, pero también querido por muchos, porque los benefició de diferentes formas, Fidel Herrera Beltrán conserva un buen capital político en el estado e incluso entre alcaldes, diputados locales y federales mantiene mucho control, a tal grado que se sabe que hasta la fecha una buena cantidad de ellos se continúan reportando con él.

Hombre con muchísima experiencia política y electoral, se pondría, además, al frente de la guerra contra su enemigo personal y político número uno, el candidato de la alianza PAN-PRD, Miguel Ángel Yunes Linares, a quien combatió y ganó en procesos electorales anteriores.

Aunque desde las filas tricolores la desestimaron, ayer una encuesta del periódico especializado El Financiero dio ocho puntos efectivos de ventaja al candidato del PAN sobre el del PRI y la amplió hasta 12 puntos con votantes probables, aunque habría que tomar en cuenta que la muestra se hizo entre el 30 de marzo pasado y el 4 de abril, esto es, cuando apenas iban dos días de campaña.

Las campañas de los candidatos a diputados locales comenzarán el domingo 3 de mayo y concluirán el 1 de junio, y si se confirma la especie, se esperaría que el cuenqueño arribara días antes del arranque para planear la estrategia a seguir. Fidel, pues, convertido ahora en bombero y vendría para tratar de apagar la conflagración que amenaza.

Tragaron sapos, pero se saludaron

Nada que no hubieran dicho ya repitieron ayer seis candidatos a gobernador respecto del apoyo a la Universidad Veracruzana (UV) y su crítica al gobernador Javier Duarte de Ochoa por el adeudo que mantiene su administración con la casa de estudios. Todos coincidieron en que hay que pagarle a la UV, que es lo que todos los universitarios demandamos.

Sin duda, fue un buen ejercicio, notoria la ausencia del candidato del PRI Héctor Yunes Landa, quien, sin embargo, también se ha pronunciado en el mismo sentido en que sus demás competidores lo hicieron ayer, y aunque se apresuró a enviar explicaciones a la prensa de por qué no asistió, no se hubiera visto mal que lo hubiera hecho.

(Su jefe de prensa, Esaú Valencia, me hizo llegar ayer parte de una entrevista en la que le preguntaron sobre el tema. “Qué bueno que están aquí –dijo a los reporteros– y qué bueno que son testigos de que estoy saliendo de un foro al que fui convocado institucionalmente por la Universidad Veracruzana. Pueden verificarlo, aquí está incluso el moderador del programa. Hubo una convocatoria formal como la hubo para todos los candidatos, a mí me convocaron hoy a la misma hora y yo lo dije desde ayer, yo venia a esta reunión con la Universidad Veracruzana”.  

Héctor dijo que fue el primer candidato que fijó su posición sobre la situación de la casa de estudios. “De hecho, mi primer evento deliberadamente fue sobre la Universidad Veracruzana, sobre sus problemas, sobre su presupuesto, sobre los jubilados y pensionados, sobre las becas de los estudiantes; en ese sentido yo no creo que haya quien tenga alguna duda, cuál es mi posición solidaria con mi universidad que es mi alma mater”).

El foro “La educación superior pública en Veracruz: hacia una agenda de compromisos y acciones” lo organizó el colectivo en Defensa de la Universidad Veracruzana, evento al que asistieron los candidatos: Armando Méndez de la Luz (MC), Juan Bueno Torio (independiente), Cuitláhuac Jiménez García (Morena), Alba Leonila Méndez Herrera (PT), Víctor Alejandro “Pipo” Vázquez Cuevas (PES) y el propio Yunes Linares.

Sin embargo, con haber sido muy importante el tema que se trató y muy oportuno el foro, por ahora lo trascendente fue que los candidatos se reunieron no obstante que cinco de ellos de hecho forman un TUCYL (Todos Unidos Contra Yunes Linares), pues combaten al llamado Blue Demon o Demonio Azul, y aunque tragaron sapos lo saludaron, hicieron comentarios y hasta una que otra carcajada se soltaron.

Cosa de recordar que Armando acompañaba a Dante Delgado y fue testigo cuando fue detenido en un operativo ordenado por Miguel Ángel; que Pipo ha dicho una y otra y otra vez que nunca acabará de darse cabezazos contra la pared por haber cometido el peor error de su vida de haber llevado a Miguel al PAN; que Alba Leonila dice que lo combate porque la trató muy mal cuando militaba en las filas blanquiazules y que hecho la echó de ese partido; que con Bueno Torio se han dado hasta con la cubeta mediática pues Miguel lo acusa de ser un instrumento de Javier Duarte; y que Cuitláhuac también lo combate porque dice que es el verdadero enemigo a vencer.

Pero al menos dieron muestras de civilidad política así como de tolerancia y que por encima de sus diferencias son capaces de reunirse para abordar los grandes temas que interesan a Veracruz y a los veracruzanos. Fue un primer acercamiento, así haya sido fingido, bastante alentador. Con voluntad política podrían llegar a más, a un entendimiento por encima de sus diferencias para hacer causa común con Veracruz.

Por ahora yo no criticaría a Héctor Yunes Landa por no haber asistido. Allá él y su estrategia y su estratega. Pero sí lo haré si no participa en los debates que se han programado, porque quiero ver su capacidad de respuesta e improvisación ante el adversario, lo que me daría una idea mejor de cómo reaccionaría ante emergencias si llegara a ser gobernador; para ver, pues, cómo andan sus reflejos políticos, aunque ayer Esaú Valencia me dio toda la seguridad de que sí lo hará. Además, de no hacerlo se perdería de la evaluación que harán los veracruzanos sobre quienes pretenden gobernarnos y que puede ser determinante a la hora de la votación.

Garrido se define pepista

El diputado local por el partido Alternativa Veracruzana (AVE), Francisco Garrido Sánchez, fue bastante explicito la tarde de ayer al intercambiar opiniones con compañeros columnistas de distintos medios: será bastante difícil que los candidatos a la gubernatura, de cualquier partido, logren cumplir su promesa de castigar legalmente a quienes hayan sido o sean señalados por desviar recursos públicos, por la naturaleza de los procedimientos administrativos implicados. Lo dijo con conocimiento de causa, pues él preside la Comisión Permanente de Vigilancia del Congreso local, la misma que autoriza las cuentas públicas.

Sobre el tema político, expresó que no quiere ni busca más confrontaciones con el dirigente estatal de su partido, Alfredo Tress, por lo que después de la elección dialogará con él para definir la continuidad de su participación en esas siglas, pero desde ya se define abiertamente simpatizante del proyecto político del senador José Francisco Yunes Zorrilla, quien aspira a ser el candidato a gobernador en 2018.

Ante ello, fue cuestionado por los columnistas sobre la posibilidad de formar parte de las filas del PRI en caso de ya no entenderse con el dirigente de AVE, pero se dijo más cercano ideológicamente a las filas de la izquierda; de hecho, expresó, a él en lo personal le hubiera gustado para su todavía instituto político una alianza con Morena por la concepción con que fue creado el AVE.

Cree que en el distrito de Misantla saldrán adelante con su candidato a la diputación local y reconoce que el distrito de Emiliano Zapata es el triple de complicado pero al final se puede resolver en positivo. Garrido dio muestras de tener mucha habilidad para eludir los temas más espinosos.