Jorge Yunis Manzanares 

El objetivo de la fiscalía anticorrupción es sancionar y erradicar los actos de corrupción, con una eficaz prevención y persecución de dichos actos.
La fiscalía anticorrupción y en especial el fiscal que va a ser nombrado por el congreso del estado aunque se diga que es autónomo  no lo es, ya que dependerá del presupuesto de la fiscalía general del estado y puede ser removido a solicitud del fiscal general.
El fiscal anticorrupción debe de contar con su propio personal debidamente especializado en el trabajo que van a desempeñar, esperando  que al ser nombrado como depende de la fiscalía no pase nada más hacerse cargo de la fiscalía especializada en delitos relacionados con hechos de corrupción y cometidos por servidores públicos que actualmente ya se encuentra funcionando dentro de la fiscalía general del estado, dependiente de la dirección de investigaciones ministeriales.
Considero que para poder desempeñar dicha función debe de contar con su propio personal: fiscales investigadores, así como fiscales facilitadores porque abra muchos casos en los que se tendrán que aplicar los criterios de oportunidad. Son demasiados los actos de corrupción  que se saturaría dicha fiscalía, sin contar que al entrar en funciones dicha fiscalía, tendrá que ejercer la facultad de atracción de aquellas averiguaciones o carpetas de investigación que actualmente las lleva la fiscalía especializada en delitos relacionados con hechos de corrupción y cometidos por servidores públicos.
La fiscalía anticorrupción debe contar con su propio personal; policías y peritos, dígase contables, grafoscopicos, topograficos, porque siempre que son requeridos para desempeñar un trabajo manifiestan que ellos obedecen ordenes nada mas de sus directores a nivel estatal, ya sea de la policía o servicios periciales.
Actualmente la fiscalía que acabamos de hacer mención de hechos de corrupción y cometidos por servidores públicos desempeña su trabajo por delitos relacionados de corrupción tipificados en nuestro código penal del estado como delitos contra el servicio público y delitos contra la procuración de justicia, esos  delitos que ya están en curso los tendrá que llevar ahora el fiscal anticorrupción que sea nombrado por el congreso.
Es común ver todos los días en los medios que lo que más padece nuestro estado es la impunidad y la corrupción, por eso quien sea nombrado fiscal anticorrupción no debe de tener intereses de ningún partido político y mucho menos intereses de grupos de poder. 
Veracruz necesita un verdadero cambio.
Me preguntaron unas personas que es el CISEN, me imagino que esto se debe a que el alcalde de Coatzacoalcos, ahora que secuestraron a su director de ingresos dice que presentaron denuncia ante el CISEN.
El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) o servicio secreto mexicano es la agencia de inteligencia de México dependiente de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) del Poder Ejecutivo federal.
Formalmente, el CISEN tiene la función de articular la inteligencia nacional, táctica y operativa en México.
Su principal función es la inteligencia y el análisis de información estratégica. Antes de su existencia, estas funciones eran realizadas por la Dirección Federal de Seguridad (DFS) y la Dirección General de Investigaciones Políticas y Sociales (DGIPS).