Elsa de León A.

 

Checo Pérez y el nacionalismo

 

     No cabe duda que las crisis crean nichos de oportunidad.

     Y qué bueno que un joven mexicano ponga el ejemplo.

     El piloto Sergio (Checo) Pérez tuiteó: "Que mal comentario, Hoy mismo acabo mi relación con @HawkersMX. Nunca voy a dejar que nadie se burle de mi país! #MéxicoUnido".

     Esto debido a que la marca de lentes de sol que lo patrocina tuiteó un mensaje por el triunfo de Donald Trump, donde el piloto de F1 es imagen oficial y tuiteó esto: “Mexicanos, ponganse estos lentes para que no se les noten los ojos hinchados mañana en la construcción del muro #electionnight”.

     Creo que la mayoría de los seres humanos estamos viviendo quizá miedo e incertidumbre ante el futuro que nos pinta que Donald Trump llegue a la Presidencia de Estados Unidos.

     Pero la oportunidad se genera en que, cuando caemos en una crisis, lo más importante es ver para adentro, para dentro de uno y para dentro del país.

     De hecho, lo que más nos ha afectado a los mexicanos es vivir a un lado de Estados Unidos.

     Ojalá que lo primero que dejen de importar sea la Coca Cola.

     Aunque lo que yo más admiro de los norteamericanos es su pragmatismo, reconozco que más que bien nos han hecho mal.

     Nos han robado territorio. Nos mandan su basura y costumbres "artísticas", que más que artistas, su arte es más cercano a un espectáculo de circo. Aunque hay sus excepciones.

     Hay tres aspectos que son preocupantes de la propuesta de Trump: 1. La deportación de inmigrantes; 2. Gravar las remesas que envían nuestros paisanos; 3. Afectar los tratados de libre comercio.

     Entiendo que ningún presidente tiene el poder absoluto y aunque Trump pertenece al Partido Republicano y tienen mayoría en el Congreso, no creo que lo dejen hacer estupideces que pongan en riesgo que Estados Unidos pierda su liderazgo como la primera fuerza económica del mundo.

     Mientras, los mexicanos debemos apoyar a Checo Pérez. Empecemos por defender nuestro nacionalismo mirando siempre y primero para adentro, para dentro de nosotros y para adentro del estado y para adentro del país.

     Si nos aplicamos, quizá este sea el comienzo de la reconstrucción nacional.

     No hagamos tanto caso a los juicios, a las opiniones sin conciencia. Leamos más, informémonos más y tratemos de formar nuestra propia opinión. México nos lo agradecerá.

 

 

Sus amables comentarios a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.