Uno de los problemas más graves que han tenido los “negociantes”: Extranjeros, Nacionales, Estatales, Regionales y Locales, para invertir su dinero en la región, es el “hambre vieja” de los dirigentes de los sindicatos, ya sean estos de la: CTM, CROC, CROM, FATEV y ASTRAC. Todas estas agrupaciones sindicales que operan, desde Las Choapas, hasta Acayucan, se han convertido en una bien organizada “mafia sindical”, donde ningún “inversionista” puede “pegar un ladrillo”, si antes no se “arregla” con ellos y paga la sagrada “cuota”. El sindicalismo en la zona sur se ha convertido en una poderosa “ave de rapiña”, donde los “lidercillos” van por obras: minúsculas, medianas, grandes y mega proyectos. ¿Saben qué es lo que va a pasar cuando inicien los trabajos de construcción de la Zona Económica Especial?, algo muy simple, y a lo que ya estamos acostumbrados, en efecto, que se van a empezar a pelear por la “mano de obra” los líderes de la: CTM, CROC, CROM, FATEV y ASTRAC. Una brutal y sangrienta “guerra sindical” es la que en breve vamos a empezar a ver, hasta donde “muertitos”, es un hecho que habrá. Hace algunas horas doña Karla Petersen O'Farrill, directora de Planeación para la Atención de las Zonas Económicas Especiales, vi no al puerto, “y con la mano en la cintura”, afirmó que los “sindicatos” no “complicarán” los trabajos en la ZEE. Los dichos de Petersen “son de risa”. Doña Karla no conoce la brutal “fuerza sindical” de los “sindicatos locales-regionales”, y aquí hablamos de organismos que les vale “mandarina” parar una obra si en ella no están “invitados” a comer de la “chuleta”. Así son y así “operan” los sindicatos en: Las Choapas, Agua Dulce, Moloacán, Ixhuatlán del Sureste, Nanchital, Coatzacoalcos, Minatitlán, Cosoleacaque, Jáltipan y Acayucan. Los “buitres sindicales”, siempre “paran” obras, y las obras de la ZEE, no serán la excepción. (14 de septiembre de 2018)