Eso de “expulsar” del PRI a los priistas “traidores”, es un “cuento de pescadores” que hemos escuchado en las dos últimas elecciones que se han desarrollado en Veracruz. En el 2017, cuando el PRI perdió más de 170 alcaldías, José Francisco Yunes Zorrilla “gritó” que se haría una gran “limpia”, donde se irían a la calle todos los priistas que fueron “omisos” y que actuaron en contra de los “interés políticos” del Revolucionario Institucional. ¿Saben cuántos priistas fueron “expulsados” del PRI?, ni uno solo. También, el año pasado, cuando Renato Alarcón Guevara era el dirigente estatal del PRI, habló de “expulsar” a todos los socios del PRI que “traicionaron” al partido, ¿qué fue lo que pasó?, pues nada, ni un solo militante fue “tocado”. Ahora, en efecto, quien habla de “mandar al carajo” a todos los “traidores priistas” es Américo Zúñiga. El líder del Comité Directivo Estatal del PRI, al igual que: Yunes y Alarcón, “grita”: “Serás expulsados de la organización todos esos priistas que fueron “omisos” y que apoyaron a MORENA y al PAN”. ¿Qué es lo que va a pasar con la “amenaza” que acaba de lanzar Américo?, pues lo que siempre ocurre, no pasará absolutamente nada. ¿Qué significa lo anterior?, que los eternos “traidores” al PRI, ahí continuarán, siempre “mamando” del instituto político, esperando la otra “oportunidad política” para llevar a cabo una nueva “deslealtad”. Los datos: 1.-Para “expulsar” a los “traidores” y “omisos” del PRI, para comenzar se necesitan de “blanquillos”, y hasta el día de hoy, nadie al interior del PRI ha tenido los suficientes “riñones” para aplicar la medida. 2.-Si Américo Zúñiga “manda al diablo” a los “desleales”, pasará a la historia como el “líder estatal” del PRI que si tuvo los “blanquillos” para “expulsar” a los “desleales”. Pero mientras no se haga pública una “expulsión” o varias, todo será un “cuento de pescadores” o un “tema mediático” para salir del paso. “Sobre los muertos las coronas”. (11 de julio de 2018)