La región sur de Veracruz siempre se ha caracterizado por sus “chismosos políticos”, hombres y mujeres que hoy matan a un político y al otro día lo reviven. Pues bien, todo el fin de semana, en las redes sociales, corrió la versión que Gladys Merlín Castro, ex alcaldesa de Cosoleacaque y ex diputada del PRI, estaba con un “pie en la tumba”. Ayer nos pusimos a investigar sobre la salud de la hija de Heliodoro Merlín Alor y esto fue lo que encontramos: 1.-Gladys, luego de sufrir dolores intensos en su estómago, el lunes pasado fue internada de emergencia en el “Sanatorio May” que se localiza en la avenida Zaragoza, en Coatzacoalcos, donde fue operada de apendicitis. 2.-La intervención quirúrgica fue todo un éxito, por lo que ayer domingo, la señora Merlín, fue dada de alta y se trasladó a su casa de Cosoleacaque, donde continuará con su rehabilitación. 3.-De lunes a domingo, tiempo en que estuvo internada Gladys, recibió muchas llamadas, una de las más importantes fue la de José Francisco Yunes Zorrilla, candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz. Los datos duros: 1.-Quien operó a Gladys Merlín, fue el prestigiado doctor Pérez Álvarez, quien en las últimas dos décadas se ha caracterizo por ser el doctor de muchos “políticos” porteños y regionales. Pérez Álvarez, hay que recordarlo, fue Síndico, cuando en el Ayuntamiento de Coatzacoalcos existía la figura de los cuatro síndicos. 2.-Gladys, en los siete días que estuvo internada en el “Sanatorio May”, siempre fue cuidada por sus hijos: Emigdio y Carlita Enríquez Merlín. 3.-Es totalmente falso, en efecto, que a Gladys Merlín le haya dado un “infarto” luego de enterarse que Carlita había renunciado a la candidatura del PRI para la diputación local de Cosoleacaque. Fin del comunicado. (16 de abril de 2018)