Ayer se hizo público que el nuevo Cabildo de Agua Dulce, encabezado por Sergio Guzmán Ricárdez, alcalde; Sandra López Amador, Síndica Única y los cinco regidores, llamaron a “comparecer”, (lunes), a los ex funcionarios municipales priistas que administraron el Ayuntamiento de Agua Dulce. En el “banquillo de los acusados” estuvieron: Daniel Martínez González, ex Presidente Municipal; Agustín Hernández Monroy, ex Secretario del Ayuntamiento; Maribel Lalo Jacinto, ex Tesorera; Alfredo Villanueva Laureano, ex Contralor y Agustín González Córdova, ex Director de Obras Públicas. ¿Qué fue lo que en verdad pasó en dicha comparecencia de los ex priistas?. Para conocer la verdad, platicamos con Agustín Hernández Monroy. Las preguntas obligadas para el famoso “Gato Seco” fueron las siguientes: 1.-¿Fueron solitos a “comparecer” o fueron “llamados”?, la respuesta fue: “Nos mandó a llamar Jesús Martínez Monroy, Secretario del Ayuntamiento…nos dijo el lunes habría junta de Cabildo y que se requería de nuestra presencia para aclarar algunas dudas”- 2.-¿Cuáles fueron los “señalamientos” en su contra?, la respuesta fue: “Que hacían falta algunos libros…todo fue relacionado a cosas pequeñas en labores administrativas”. 3.-¿Los acusaron de haberse robado algo?, la respuesta fue: “Fíjate que no…nunca nos acusaron de robo o malos manejos…te repito fueron cosas menores en lo que hace a lo administrativo…ninguna acusación seria nos hicieron…solo el regidor Constantino fue el que habló…de ahí en fuera nadie más”. ¿Cómo la ven mis estimados? Así fue como se dieron las cosas el pasado lunes en la junta de Cabildo del nuevo Ayuntamiento de Agua Dulce. El dato duro: 1.-Sergio Guzmán Ricárdez, dejó pasar una acción que lo hubiera instalado en la “historia política” de Agua Dulce. Guzmán, en efecto, dejó ir “vivo” a Daniel Martínez. Pero así es esto de las gelatinas, algunas cuajan y otras no. (14 de febrero de 2018)