Cara pagó la factura el líder sindical de la sección número 11 del sindicato petrolero, Ramón Hernández Toledo y perdió la elección en el municipio de Nanchital, pues los petroleros le cumplieron el voto de castigo y votaron en favor de Morena, abandonando por completo al priísmo local. A pesar de toda la maquinaria electorera a través de los representantes sindicales que se hizo durante esta contienda el pasado 5 de junio, la ciudadanía salió a las urnas y depositó 2 mil 173  votos en favor de Morena contra 640 sufragios en favor del PRI en la candidatura a diputados. Ya lo habíamos expuesto, que Nanchital era municipio de focos rojos para el priísmo y en realidad lo cumplieron aplastando por completo la propuesta del tricolor a través de su candidata Gloria Ochoa Rueda y de su suplente Maribel Rodríguez Aguirre, de quien Hernández Toledo especuló sacaría a flote la votación; sin embargo, el repudio de la comunidad fue más que evidente. El priísmo nanchiteco fue derrotado casi al 4 por 1, el hartazgo a un sistema de gobierno represor a través del sindicato petrolero cobraron la factura y el resultado fue que dejaron muy por al candidato a la gubernatura del Estado, Héctor Yunes Landa, quien pudo obtener 479 votos contra mil 777 que registró el partido de Andrés Manuel López Obrador. Del resto de los partidos nos reservamos el derecho a escribir, su votación fue muy por debajo de lo esperado. (6 de junio de 2016)