Ayer, el gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes Linares, encabezó un recorrido de inspección y evaluación por el malecón de Minatitlán, zona en donde el agua del río Coatzacoalcos, se introdujo y afectó la zona comercial y a las familias asentadas en el perímetro. Hay que recordar que el jefe del ejecutivo estatal, estuvo el pasado sábado en Minatitlán en donde se realizó una reunión del Comité Estatal de Emergencias, y en donde pidió no sobrevaluar el riesgo ni subvaluarlo, pues el peligro de que el agua se metiera a la zona del malecón era latente. Por su parte, la CONAGUA mantiene la extracción constante del agua, para evitar que sigan aumentando las afectaciones, en tanto el Ejército Mexicano aplica el Plan DN-III-E, por lo que 180 elementos sacan el agua en cubos de 20 litros. El gobierno municipal, mantiene en albergues a las familias que tuvieron que ser evacuadas ante la crecida del afluente, familias que siguen recibiendo apoyo y que serán resguardadas hasta que los ríos lleguen a su nivel normal. El dato: Miguel Ángel Yunes realizó el recorrido por la zona afectada de Minatitlán, acompañado del alcalde, Héctor Cheng Barragán; Roberto Ramírez de la Parra, director regional de CONAGUA y el director general de la CAEV, Víctor Manuel Esparza Pérez. El dato duro: La CONAGUA construirá “espigones” para desviar la corriente principal del río Coatzacoalcos en región de Minatitlán, las tareas comenzarían hasta que el nivel del afluente baje. (12 de octubre de 2017)