El que ha dado muestra que ya perdido el liderazgo y el control de su grupo político, es Ramón Hernández Toledo, Secretario General de la sección número 11 del Sindicato Petrolero; quien en una semana lleva dos manifestaciones por parte de sus agremiados y todo porque no los ha defendido y no ha respondido al llamado de sus socios. Un grupo aproximadamente de 100 petroleros transitorios que tienen su centro de trabajo en el complejo Morelos marcharon sobre la carretera 4 carriles y se manifestaron en la sede de la sección 11 en el municipio de Nanchital, donde reclamaron el pago de 2 catorcenas consecutivas y de la falta de contratos por parte de petróleos mexicanos, pues hay quienes llevan 6 meses estando fuera de contrato. Esto no deja más que decir, que ahora sí se le están "saliendo del guacal" los pollitos al tío Moncho, pues nunca en la historia se había visto esta situación donde los petroleros salieron a las calles a gritar el respeto a sus derechos y el respaldo de sus líderes sindicales quienes más bien parece que han abandonado por completo a su gremio. La situación se agrava, pues estamos en plenos tiempos electorales y ya los petroleros han sentenciado que no darán su voto al PRI en la contienda del próximo 5 de junio, pues el resultado de la reforma energética y falta de liderazgo por parte de su Secretario General tendrán como factura el rechazo del partido que representa el jefe político de Nanchital. Mientras tanto, los petroleros han dado el derecho de la duda a Ramón Hernández Toledo y aunque no atendió de manera personal en los transitorios que reclaman trabajo y el pago de 2 catorcenas, esperan a que llegue el día martes para ver si el acuerdo tomado con los representantes sindicales surte efecto, de lo contrario se aproxima otra marcha y se especula que ésta tenga más participantes pues se sumarían trabajadores de Cangrejera y Pajaritos. (20 de mayo de 2016)