Flavino Ríos Alvarado nunca se imaginó en su vida estar en la cárcel. Pero también Flavino nunca se imaginó que sus “amigos”, que él mismo creó en el quehacer político, desde las campañas de: Miguel Alemán y Fidel Herrera Beltrán, lo fueran a “traicionar” y “exhibir”. El ex gobernador de Veracruz durante años se dedicó a ayudar y proteger a políticos y comunicadores de Minatitlán. Durante 12 años todo fue “miel sobre hojuelas”, ¿pero adivinen qué?, cuando la Fiscalía General del Estado, mete al “bote” al señor Ríos, los primeros en “sacar” en “primera plana” la enorme fotografía de Flavino, ya arrestado, fueron sus “cuates”, esos que por muchos años “amaron” y que tuvieron como “padrino político” al también Notario Público. Los familiares y los “verdaderos amigos” del doctor Flavino tienen la obligación de “guardar” todos los periódicos sureños, ¿para qué hacerlo?, para que cuando el hombre salga de la cárcel se los enseñen y así se dé cuenta de la forma tan ruin de cómo fue “exhibido” por sus propios amigos. Los datos: 1.-“En esta vida se puede ser cochino, pero nunca trompudo”, y en el caso de Ríos Alvarado, sus “amigos”, en especial los que tienen su origen en Minatitlán, lo están tratando muy feo en sus medios informativos. 2.-Flavino, tarde que temprano tendrá que salir de la cárcel, y cuando lo anterior ocurra, tendrá que reflexionar en el sentido que él solo tiene unos cuantos amigos, pues el resto, esta visto, “lo vendieron como fierro viejo”. “Así es como se escribe la historia”. (20 de marzo de 2017)