"No cabe duda que en el discurso dicen una cosa pero en los hechos es otra”, Morena está detrás de la toma de la presa el Yuribia; una vez más, les vale “mandarina” dejar sin agua a Coatzacoalcos con tal de retar al nuevo Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, y cuando metan al botea Lino Bautista, lo dejarán a su suerte, todo por el jugoso “quesito fresco” que se peleará en este 2017 con las alcaldías. Pero no conforme con eso, ayer Eusebia Cortes Pérez, lugarteniente de Rocío Nahle García, se lució agrediendo a ciudadanos inocentes e incluso a un humilde chofer de limpia, esto, en el colmo de la “soberbia” y ebria de poder. Los de Morena han de pensar que los ciudadanos de Coatzacoalcos son seres humanos tontos. El dato: Hace unas horas el Gobernador del Estado “encueró” a quien está detrás del cierre del Yuribia. El jefe del ejecutivo estatal fue contundente al citar los nombres de: Rocío Pérez Pérez, Lino Bautista y Eloy González Bautista. Los ciudadanos de Coatzacoalcos ya se dieron cuenta que el Movimiento de Regeneración Nacional, partido de Andrés Manuel López Obrador y de Rocío Nahle, es una organización política que le apuesta al caos y a la inestabilidad social. Les vale un “soberano cacahuate” dejar sin agua a la población de Coatzacoalcos con tal de conseguir sus objetivos políticos para este 2017 y 2018. Los de Morena ahora si ya se pasaron de cochinos y trompudos. “Así es esto del royal, infla de más a las gelatinas mal cuajadas”. (6 de enero de 2017)