Raymundo Jiménez

* REESTRUCTURACIÓN A LA VISTA

El 1 de diciembre pasado, luego de rendir la protesta de ley ante el Congreso local como gobernador constitucional del estado, Miguel Ángel Yunes Linares encabezó un mitin en la Plaza Lerdo, frente al Palacio de Gobierno, donde reiteró a sus correligionarios que cumpliría sus promesas de campaña “a base de puro corazón y… producto de gallina”.

Pero la reciente experiencia que tuvo con la mitad de los diputados a la LXIV Legislatura local, que el pasado martes le rechazaron su propuesta de reestructuración de la deuda pública estatal, fue una clara lección de que a veces tendrá que morderse uno y la mitad del otro “producto de gallina” para poder sacar adelante a su presionada mini administración.

Y es que lo que debió hacer desde hace un par de meses apenas tuvo a bien operarlo la noche de este miércoles, pues luego del revés del Congreso terminó por acceder que la titular de la SEFIPLAN, Clementina Guerrero, entregue la información financiera que han estado demandando los diputados del PRI y los del grupo mixto independiente “Juntos por Veracruz”, formado por legisladores del PVEM, AVE y PANAL.

Además, en el nuevo dictamen que sería sometido a la aprobación del pleno en una sesión extraordinaria que ha sido programada para este viernes, se incluirían datos claros y precisos sobre los excedentes que generaría la reestructuración.

Inclusive, en la conferencia de prensa que Yunes dio la mañana de este jueves en Boca del Río, el tono de su discurso fue totalmente otro, más conciliador. Comentó que en el nuevo proyecto de dictamen que había enviado al Palacio Legislativo la noche anterior se adicionaba un párrafo para garantizar la plena transparencia de toda la información sobre el destino del refinanciamiento. Y algo en realidad sorprendente: ya no fustigó a los diputados que votaron en contra de la renegociación de la deuda, a los que un día antes había amenazado con dejarles de pagar sus dietas; ahora respondió que ninguno de los legisladores le pidió nada a cambio de aprobar la reestructuración.

Sin embargo habrá que ver si de veras convence a los diputados del PRI y a los del PVEM, pues al menos el coordinador del grupo mixto “Juntos por Veracruz”, Fernando Kuri, se dijo “sorprendido” al ser notificado con premura este jueves por la Diputación Permanente para que se convoque al pleno a sesión extraordinaria para votar este viernes la nueva propuesta de reestructuración de la deuda pública del estado.

Kuri dejó en claro que su postura en contra se mantiene y advirtió que “no vamos a aprobar nada fast track”.

El diputado por el distrito de Acayucan dijo que mientras siga “la opacidad en cuanto a la información que requerimos seguiré en la misma postura”, pues remarcó que la bancada

que coordina fundamentó su voto en contra por la falta de claridad que existe en la SEFIPLAN, ya que comentó que “la propuesta del gobernador es sana, pero la forma en que se mandó y dictaminó no lo es, entonces tenemos que ser responsables al momento de tomar una decisión en el Poder Legislativo.”

Sin embargo, ha trascendido que Yunes habría cedido en cuanto a garantizar la transparencia del uso de los remanentes de la reestructuración de la deuda, por lo que la SEFIPLAN publicará puntualmente cada mes en su portal de internet todas las operaciones de contratación, reestructura o refinanciamiento, asumiendo también el compromiso de que los excedentes se destinarán a obras municipales inconclusas, como lo propone el PRI.

¿Para qué, pues, tantas rabietas, dramas y descalificaciones?

VASCONCELOS EN EL LIMBO

Vaya conflicto el que activó el diputado local con licencia Carlos Vasconcelos Guevara, líder cetemista en la zona sur de Veracruz, quien por no haber cuidado las formas de correrle primero la cortesía al dirigente nacional de su sector, Carlos Aceves del Olmo, el dirigente nacional de la CTM lo habría vetado para ser abanderado por el PRI a la alcaldía de Coatzacoalcos, donde el legislador ya había hecho amarres importantes con los grupos hegemónicos del priismo en el antiguo Puerto México y se perfilaba como un fuerte aspirante para suceder en la presidencia municipal a Joaquín Caballero Rosiñol.

El más perjudicado con este malentendido podría resultar Armando López Contreras, el político coatepecano que apenas acababa de suplir a Vasconcelos en el Congreso local.

LA FIESTA DE MONTANO

Este sábado 18 se realizará la convención de delegados del PRI que ratificará como candidato a la presidencia municipal de Xalapa al ex diputado local y federal Alejandro Montano Guzmán.

El evento está programado a las 10:30 de la mañana y tendrá lugar en un salón social ubicado sobre la salida a Coatepec, frente a las instalaciones del Sistema Estatal del DIF que anteriormente albergaban el Museo del Transporte.

Aunque el partido tricolor está de capa caída en la capital veracruzana, desacreditado por la desastrosa administración del ex gobernador prófugo Javier Duarte de Ochoa, hay quienes creen que el capitán Montano pudiera dar el campanazo en la elección de junio próximo.

 

Presuponen que la experiencia adquirida como secretario de Seguridad Pública durante la administración del gobernador Miguel Alemán Velasco (1998-2004) podría conseguir el voto de confianza de la ciudadanía xalapeña ante el problema de inseguridad que se ha agravado en la capital veracruzana a partir del cambio en el gobierno del estado.