José Ortiz Medina

El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares señaló que las amenazas contra mandos de la Secretaría de Seguridad Pública que aparecieron escritas en cartulinas este sábado 13, las toman –dijo- de quien vienen, de los delincuentes a los que se les hace frente.

Y es que los reporteros cuestionaron al mandatario estatal sobre los mensajes intimidatorios que fueron dejados junto a los 9 cuerpos desmembrados de Xalapa, localizados el sábado por la noche.

“Esto es para ti director de operaciones de la ssp aki en Xalapa Gerardo Guzmán esto es por no respetar el acuerdo ke teníamos vamos por ti 35z más unidos que nunca la raza se respeta”, se leyó en una de las cartulinas.

“Y también para ti Jaime Téllez Marie con nosotros no se juega. Respeten los acuerdos venimos con todo 35z. Firmes en Xalapa”, era el texto de una segunda cartulina, mientras que en la tercera los delincuentes sentenciaron, “ya estamos de regreso esto le va pasar al ke nos aya traicionado y no respeten los acuerdos venimos con todo los 35z”.

Yunes Linares se limitó a decir que la única respuesta a las supuestas amenazas será con las acciones que se emprenden para hacerles frente a los delincuentes.

“Las advertencias a los servidores públicos del Gobierno del estado son advertencias que tomamos exactamente como de quien vienen, de los delincuentes a los que combatimos; no tenemos más que decir al respecto”.

“Lo único que diremos es con las acciones, con los hechos como el que el día de hoy hemos acordado para Xalapa”.

Y eso fue todo lo que dijo sobre el tema el mandatario estatal.

Sin embargo, los ciudadanos lo que desearon escuchar del gobernante panista hubiera sido que solicitará al Fiscal General del Estado, Jorge Winkler Ortiz, que investigará si esas amenazas contra altos funcionarios de la SSP tienen un trasfondo real o son meros inventos de los autores intelectuales y materiales del homicidio de esas 9 personas.

Y es que sería muy grave que tanto Jaime Téllez Marie y Gerardo Guzmán –en el hipotético escenario de que sí fuesen ciertas tales imputaciones- hubiesen hecho acuerdos con los delincuentes y después haber traicionado supuestamente esos presuntos arreglos.

Quisiéramos pensar que son meras patrañas de los malosos. ¿Pero y si sí hubo tales componendas? Eso sería muuuuuy grave, y si se llegara a comprobar eso, Winkler Ortiz tendría que informar a la sociedad si se está siguiendo esa línea de investigación. O al menos que el Fisculín y su jefe político no deseen profundizar en esas investigaciones y al rato tenga que intervenir la PGR para indagar esas supuestas concesiones entre el titular de la SSP y sus subalternos.

Así que eso de responder tibiamente que esas amenazas se deben tomar de “quien vienen”, no dejan satisfecha a una sociedad urgida de respuestas.

Tan sólo nos dicen que el tal Gerardo Guzmán no tiene una trayectoria tan intachable como lo quisiera pensar el Gobernador.

No sea que por no hacer olas en pleno proceso electoral, el Gobernador esté soslayando un problema mayúsculo. ¡Aguas!, porque tarde que temprano las evacuaciones de felino doméstico terminan hediendo por más que se les trate de esconder debajo de la alfombra.

 

Américo: pisando fuerte

 

Américo Zúñiga Martínez llega a la dirigencia estatal del PRI en uno de los momentos políticos más desafiantes, cuando el Revolucionario Institucional tiene como prioridad ganar todo lo que pueda ganar y pasar de la tercera fuerza electoral que le dejó como herencia la más reciente jornada electoral, la del 4 de junio pasado en la que se renovaron las alcaldías y el congreso estatal.

El reto no es sencillo, como tampoco ha sido la tarea de gobernar para los partidos que hoy detentan el poder.

Al priismo veracruzano le viene bien el liderazgo de un político como Zúñiga Martínez que ha probado ser capaz de hacer bien las cosas mientras ha sido  funcionario estatal, legislador y recientemente alcalde de la capital del estado.

En sus expresiones hay madurez, deseos de trabajar y convencer. Levantar la moral de los priistas en esta etapa de precampañas y organizarlos es una tarea que sin duda, el exalcalde xalapeño hará muy bien por todo el estado y su arribo a la presidencia del Comité Directivo Estatal llega en buen momento para proyectar las precandidaturas de los Pepes Meade y Yunes.

Mientras tanto, la llegada de Américo al PRI, se acompañó de un discurso que entusiasmó a la militancia y que dejó críticas sustentadas a la realidad que se vive en el estado y que son también expresiones políticas que cuentan.

Pisando fuerte llegó Américo al edificio del PRI y así también ha comenzado a recorrer la entidad para hacer lo que de inicio parece complicado aunque no imposible, recuperar la gubernatura ganar la Presidencia de la República y posiciones en los congresos federal y estatal.

 

 

RECORTES: Dicen que el voto decisivo del “notable” ex miembro de la Junta de Gobierno para que Sara Ladrón se reeligiera fue el emitido por Ricardo Corzo…. Dicen que al día siguiente de que Miguel Ángel Yunes Márquez pasó por Costa Esmeralda, papi Yunes o algún personero de él, les habría dado gran apoyo para que los hoteleros pinten y remodelen sus instalaciones. ¿Será?... Como Pedro negó a Jesús, Eduardo Sánchez Macías, desmintió el parentesco con Karime, ello a pesar de que el chiapaneco “mamó” de las ubres duartistas hasta saciarse. Lo curioso es que un destacado columnista le preguntó a Javier Duarte (en 2010, cuando el porteño-cordobés era candidato a Gobernador) que si era cierto que Eduardo Sánchez Macías era primo de su esposa Karime, a lo que Javier respondió de manera afirmativa y sin temor a equivocarse, como suelen decir los abogados. De esto fue testigo este columnista en el encuentro sostenido en el café don Justo de Plaza Américas. Es más, Javier Duarte nos comentó que él ni sabía que Lalito era familiar de Karime, pero que en una ocasión, en una gira que sostuvo Duarte de Ochoa por Martínez de la Torre, Sánchez Macía le dijo sobre los lazos consanguíneos; Lalo le detalló en qué parte nació en Chiapas, quién era su madrecita, etcétera. Duarte nos dijo que esa misma noche le comentó a Karime que conoció a un primo de ella, y una vez que Javier le mencionó a Karime el nombre de la mamacita de Lalo, Karime exclamó: “claro que sí… por supuesto… sí es mi primo”. ¿Entonces?