José Ortiz Medina

 

Tal y como fue adelantado oportunamente en el portal Versiones desde el pasado domingo, Luis Ángel Bravo Contreras dejó la titularidad de la Fiscalía General del Estado.

El cambio se veía venir. Era inviable su permanencia, tanto por motivos políticos como personales. El cambio del grupo gobernante en el poder en Veracruz y su cercanía con el prófugo Javier Duarte de Ochoa, que lo llevó a secundar e instrumentar todas las barbaridades jurídicas que se le ocurrían al todavía hoy gobernador con licencia, hacían imposible que siquiera pensara en cumplir con el periodo de nueve años para el que fue designado.

Sin embargo, quien se perfila como su sucesor en la Fiscalía General del Estado no es la mejor opción para ocupar el cargo. Y no porque carezca de méritos profesionales ni de conocimientos en la materia.

El abogado Jorge Winckler Ortiz padece del mismo “defecto” de Luis Ángel Bravo: es demasiado cercano al gobernador, en este caso a Miguel Ángel Yunes Linares. No sólo eso. Es su colaborador e incondicional. Y se supone que con la reforma al sistema de justicia y con la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción que luego se trasladará a los estados, las fiscalías tienen que ser entes autónomos del Ejecutivo, lo que en este caso no se acreditaría bajo ninguna circunstancia más que la de la formalidad jurídica, pues la cercanía personal y política con el nuevo mandatario es más que evidente, lo que se traduciría invariablemente en subordinación.

Por lo pronto, Winckler ya pisó tierra en la Fiscalía y fue nombrado visitador general, de donde saltará a ser encargado de despacho en lo que el Congreso del Estado lo ratifica o no como titular de la dependencia. Y de entrada, la dirigencia estatal de Morena adelantó que no aprobarán esa propuesta de fiscal general si se presenta ante la LXIV Legislatura.

Si en el nuevo gobierno se va a jugar a lo mismo que sus antecesores, pues no habrá que esperar que la situación cambie demasiado en Veracruz.

 

De cuando Winckler se hincó ante el Señor

 

La foto no podría ser más ilustrativa: durante una reciente conferencia de prensa de Miguel Ángel Yunes Linares, fue captado uno de los abogados más cercanos a la familia del gobernador electo, Jorge Winckler Ortiz, quien con su teléfono celular intentaba captar el momento en el que el próximo ejecutivo estatal dirigía su mensaje.
Incluso, nos dicen que el abogado parecía chamaco, emocionado con su aparato de telefonía.
Pues bien, el hecho de que un abogado sea aficionado a la fotografía no tiene nada de extraordinario ni de raro; sin embargo, Winckler Ortiz fue blanco de la crítica y del escarnio en redes sociales (ya saben cómo es la gente), debido a que para tomar la imagen de la conferencia, tuvo que hincarse para no tapar la visibilidad a los profesionales de la fotografía que cubrieron el evento.
Justo en ese momento, uno de los asistentes olvidó por unos instantes la conferencia y se centró en captar a Winckler.
Nos dicen que más que abogado, el personaje parecía un devoto rezando ante el Santísimo.
La foto del abogado hincado frente al gobernador electo vuelve a tener actualidad hoy porque al jurista se le menciona como inminente relevo del actual fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras, quien renunció este lunes al cargo.
La duda que surge tiene que ver con esa imagen: ¿con esa sumisión ante el Ejecutivo actuaría Jorge Winckler, de llegar a la Fiscalía?

 

Clementina Guerrero se jubiló en el

IPE con ¡76 mil pesos mensuales!

 

La actual titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (SEFIPLAN), Clementina Guerrero García se jubiló con una pensión mensual de 76 mil pesos, la cual fue autorizada por el Instituto de Pensiones del Estado (IPE).
De acuerdo con un documento fechado el 26 de septiembre del presente año que circularon a medios de comunicación se detalla que la actual funcionaria estatal se había jubilado antes de encabezar la Secretaría de Administración y Finanzas en la Universidad Veracruzana, institución a la que prestó servicios por 42 años.
El documento de reconsideración autorizado por el IPE en el Acuerdo número 88366, se plantea una pensión mensual de 76 mil 101 pesos con 96 centavos de la Zona Tabular “B” a partir del 1 de mayo de 2016 y donde detalla una percepción diaria de 2 mil 536 pesos con 73 centavos.
De acuerdo con el documento, el pago de la pensión tendrá efectos a partir del día siguiente en que el trabajador hubiese disfrutado del último sueldo, por causar baja.
Asimismo, se aclara que dicha aprobación de la prestación fue autorizada por el Consejo Directivo del Instituto de Pensiones.

 

 

No se necesita a un “salvador” ni a un “superhéroe”

para resolver los problemas de Veracruz: Rafael Arias

 

Para el economista e investigador de la Universidad Veracruzana (UV), Rafael Arias Hernández, más que un “salvador” o “superhéroe”, lo que se necesita para resolver los problemas financieros que afectan a la entidad, es la participación de todos los ciudadanos, porque se requieren ajustes y replanteamientos de las políticas económicas y social que fallaron.
“No puede ser más de lo mismo, no podemos pensar en un superhéroe, un salvador, va a requerir la participación”, dijo a Versiones.com.mx, al tiempo que reiteró que es necesario este golpe de timón, “porque además las necesidades siguen creciendo”.

 

En torno a la famosa “licuadora” que echó a andar el gobernador con licencia. Javier Duarte de Ochoa a inicios de su mandato, describió que éste es un instrumento financiero que se utiliza para revolver todos los ingresos y ponerlos a disposición de quien manda y decidir a quien sí y a quien no se paga.
Sin embargo, agregó que este mecanismo parte del principio de que se va a gastar más de lo que ingresa y por tanto se va a tener una deuda, “entonces la licuadora es una violación flagrante de las leyes y las disposiciones y que hace que intervenga el influyentismo y la manipulación para asignar recursos de unos fondos y pagar otros”.